Translate!!

JAPAN SINKS 2020 | Reseña

5
JAPAN SINKS | Reseña -13 Fotogramas

4:05 de la tarde, en medio de la calma y la cotidianidad, el vuelo de un avión nos introduce en el momento, los pasajeros de dicho vuelo ríen y conversan como quien tiene toda la vida por delante para disfrutar; afuera, el océano bambolea suaves olas de un lado a otro y las aves comienzan a volar frenéticamente... todo está a punto de cambiar. Un grupo de jovencitas se encuentran en el vestidor tras su práctica de atletismo cuando reciben el fatídico mensaje: Alerta sísmica. Unos segundos después, todo es caos, un terremoto ha impactado el lugar y ahora lo único que queda a la vista es polvo levantándose, personas muertas y edificios, muebles, el suelo mismo cayendo entre las enormes sacudidas; ya no más felicidad, solo desesperanza y la búsqueda por sobrevivir.

Así son los primeros minutos de la nueva obra de Masaaki Yuasa, una historia que busca presentar el fin de una sociedad como consecuencia de un desastre natural y la forma en que se reacciona ante ello, desnudando en el camino las 2 caras del alma humana... así es Japan Sinks 2020.

Japan Sinks 2020


|Science SARU|Verano 20202|
|10 Episodios|ONA
|Drama, Sci-Fi|




Año 2020, Japón está preparándose para celebrar las olimpiadas, todo mundo aguarda expectante y ansioso por lo bueno que puede llegar a ser. Sin embargo, de un momento a otro todo cambia, un fuerte terremoto sacude al país y segundos después lo único que Ayumu Muto puede ver ante sus ojos es destrucción, escombros y el hundimiento de Japón. Logrará la nación reponerse a esta catástrofe?, ¿Cómo afrontarán la cruda realidad que ahora los envuelve? Pues esto es lo que nos enseñará Japan Sinks 2020...

Japan Sinks 2020, también conocida como Nihon Chinbotsu, es la más reciente serie del aclamado autor Masaaki Yuasa y su estudio Science Saru, en colaboración con un viejo conocido: Netflix. Esta mancuerna ya nos había entregado la fascinante Devilman Crybaby y ahora repiten con la adaptación de la obra original de Sakyo Komatsu, publicada por primera vez en 1973 y que hace alusión al supuesto gran terremoto que azotará Japón en el futuro. En esta ocasión, Yuasa se rodeó de gente como Pyeon-Gang Ho (Devilman Crybaby, Night is Short, Walk on Girl) quien funge como director (mientras que el anterior es principalmente supervisor), así como de Toshio Yoshikata en la adaptación del guion y Satoshi Hashimoto (Death Note, Perfect Blue) en el diseño de colores, conjuntando un más que decente staff.

JAPAN SINKS | Reseña -13 Fotogramas

El año es 2020 y el lugar, es Japón, una de las naciones mejor preparadas a nivel social para afrontar casi cualquier situación y que, sin embargo, ahora está en ruinas tras el terremoto sufrido hace unos instantes; las personas están mayormente en shock, jamás pensaron que esto pudiese pasar y ahora no saben muy bien que hacer.
Nosotros nos centramos en la familia Muto, integrada por los padres Mari y Koichiro y sus 2 hijos: Ayumu, la hermana mayor quien sueña con ser corredora olímpica y Go, el menor que se pasa el tiempo en los vídeo juegos, proclamando lo genial que sería participar en los e-games. Será a partir de estos 4 individuos, de esta familia, que la historia nos ira mostrando todo lo que el gran terremoto ha provocado a una nación que parecía estar lista para celebrar la fiesta olímpica y que ahora está sumida en el más profundo desastre, convirtiéndose en una lucha por la supervivencia donde, como veremos más adelante, todo cambia y todos pasan a ser menos civilizados, mostrando su verdadera esencia.

Es así pues, que la familia irá viajando (o mejor dicho escapando) a través de las ruinas de lo que alguna vez fue su hogar, con el fin de buscar agua, comida, un refugio, cualquier cosa que pudiese dar alguna esperanza y algún indicio de cómo y por qué es que ha ocurrido esta catástrofe y cuando (si es que hay un cúando) todo volverá a la normalidad. Claro está que no viajarán solos y a lo largo de los 10 episodios de duración de la serie, se irán encontrando con nuevos personajes, dejando en el camino algunos otros y en general, permaneciendo siempre en grupo, en familia (de sangre o no, eso poco importará).

JAPAN SINKS | Reseña -13 Fotogramas

La serie cuenta con varios puntos interesantes, siendo el primero de ellos su similitud con nuestra situación actual. Cierto que la obra no habla sobre un virus y tampoco se nos presenta una pandemia o a nivel mundial, pero sí que habla sobre tragedia y sobre todo, nos muestra que (al igual que lo probo el Coronavirus) todo aquello que conocemos, puede cambiar de un momento a otro, sin avisar y dejando profundas huellas en cada uno de nosotros, tanto como sociedad como a nivel individual. Esto en particular, me ha tocado de manera distinta, pues como mexicano, vi como mi nación atravesaba por el terremoto acontecido en 2017 en nuestras tierras.

De la misma forma, Yuasa apuesta por una obra sin una identidad única, con personajes multirraciales que no hacen sino reforzar la idea de que las catástrofes no son propias de una sola nación y que, por sobre todas las coas, somos humanos; antes de definirnos como hombres, mujeres, blancos, de color, ricos o pobres... todos somos seres humanos y todas las vidas (tristemente olvidado en la realidad) tienen el mismo valor. Lamentablemente este punto también puede volverse en contra de la obra pues hay detalles (como el constante hablar en ingles de Go) en el que sí se echa en falta el sentido de pertenencia a la tierra propia (máxime cuando se ensalza y se critica (por igual) de manera feroz pero acertada, a la sociedad nipona) 

JAPAN SINKS | Reseña -13 Fotogramas

La esperanza ante el desastre

Sin embargo, quizá la base más importante de la serie sean los personajes, convirtiéndose indudablemente en el punto crítico de la obra (tanto para bien como para mal) y siendo estos los encargados de mostrarnos las dos caras de la moneda: el lado más humano y real, aquel que puede ser horrible, frío y sumamente individualista cuando llega el momento y lo único importante es sobrevivir, y también ese otro al que apela la obra, ese donde dejamos de pensar por un momento en nosotros y tendemos la mano a aquel que está a nuestro lado. 
Esto se ejemplifica estupendamente en uno de los primeros episodios de la serie: En primer lugar se nos muestra una escena donde Ayumu tropieza con una lata de conservas y, en lugar de ayudarla, el resto de las personas se abalanza sobre dicha lata, insultándose y peleando por adueñarse del alimento antes que el otro, mostrando de lo que somos capaces ante la desesperación. 
Unos momentos más adelante, el marco es muy distinto: Ayumu sigue estando en escena pero ahora ella es quien ofrece la única botella de agua restante a una pareja de ancianos, privándose de un recurso importante con tal de ayudar a otros en su misma situación... no todo está perdido, el corazón humano sigue pesando más.

JAPAN SINKS | Reseña -13 Fotogramas

Japan Sinks también posee una alta dosis de dramatismo, potenciado a través de muchas (y muy crueles) muertes acontecidas conforme avanzamos en la trama, resultando en ganchos inmediatos que atrapan al espectador y que nos invitan a reflexionar sobre aquello que de verdad vale la pena en la vida: la familia. Y esto también se extiende a la relación de hermandad, aquí reflejada de manera adecuada a través de Ayumu y Go, mostrándonos como es que poco a poco van madurando y entendiendo que al final, solo se tendrán entre ellos.

La obra sin embargo, también tiene algunas (y muy destacadas) fallas, principalmente en su narración; aspectos como la falta de coherencia al unir los sucesos o la poca credibilidad en algunas cosas (Kite de verdad puede hacer todo?) se aúnan a una narrativa que por momentos se muestra poderosa y al instante siguiente nos presenta algo tan alejado y sin significado (al menos para el propósito final) como una secta secreta o un ejército anti racial al más puro estilo de la segunda guerra mundial. Lamentablemente (y aunque me cueste admitirlo) esto no es algo nuevo dentro de la obra de Yuasa, mostrando una tendencia a crear grandes obras que luego se desmoronan en los episodios finales, perdiendo el poder y la tensión de sus inicios. De todo esto, Japan Sinks nos resulta en una historia sumamente ambiciosa y con un eje poderoso pero que pierde bastante valor al avanzar la trama, dejando la oportunidad de mostrar un verdadero mensaje de unión ante la adversidad. 

JAPAN SINKS | Reseña -13 Fotogramas

En el apartado de animación destaca la reminiscencia en el trazo a obras como Kemonozume, con escenas donde los movimientos de los personajes se ven marcadas con una profunda distorsión en los rostros, esto sin embargo, no está del todo bien logrado pues a veces parece que fueran escenas a lo Naruto Shippuden (aquellos que recuerden la pelea contra Pain comprenderán) lo cual causa que sea algo poco orgánico. En lo referente al diseño de personajes, cortesía de Naoya Wada, también vemos una influencia más que clara (casi una copia) a lo visto en la otra obra de Netflix del mismo autor: Devilman Crybaby, llegando al punto en que, tanto la sensei de la protagonista, como sobre todo la propia Ayumu y el todo poderoso Kite, son retratos casi idénticos a sus contra partes en la serie ya mencionada. Los escenarios por otro lado son quizá lo mejor a nivel técnico de la serie pues son lo contrario al diseño de personajes: más estética en vez de movimiento, logrando (aquí sí) un gran resultado a través del trazo fino y lleno de detalles ya mostrado en Kepp your hands off Eizouken y que aquí sirve como plataforma para lograr fondos llenos de caos, destrucción y desorden, totalmente acordes al mensaje de la obra.

JAPAN SINKS | Reseña -13 Fotogramas

El OST, cortesía de Kensuke Ushio (Koe no Katachi, Bogiepop) también es una carta bien jugada por parte de la obra, mostrando ritmos llenos de angustia y que generan la expectación suficiente para que estemos al borde de la silla, pero sin que haya un tema que resalte sobre los demás. Caso aparte merece el OP "A life" de la cantante japonesa Taeko Onuki el cual sirve como un bello contra punto a todo el frenetismo que muestra la obra. 



Masaaki Yuasa es una de mis grandes debilidades dentro del mundo del anime (y de la animación en general), siempre innovando, cada una de sus obras nuevas nos garantizan no dejarnos indiferentes. Quizá por esto es que desde antes de su lanzamiento, Japan Sinks ya estaba instalada como un lanzamiento cuando menos sobresaliente... Grave error. Porque, si bien la obra mantiene buenos niveles en apartados sonoros y visuales (con varias escenas poderosas), también es verdad que carece, como usualmente pasa con Yuasa, de una narrativa con cohesión que logre potenciar el eje tan humano sobre el cual gira la historia, no me malentiendan, no es un desastre total, simplemente tampoco es aquello que esperábamos ver.

Japan Sinks es una obra tremendamente ambiciosa, de esas que apunta a desnudar el alma humana y sacar todos los claro oscuros que habitan en ella y esto es su perdición; con unos primeros momentos que probablemente estén dentro de lo mejor en la filmografía de Yuasa, lamentablemente conforme avanza la historia, el hechizo se rompe y esa potencia basada en la fragilidad y el desconcierto humano, se tergiversa en varios imposibles bastante difíciles de creer, resultando en un trabajo que busca mucho y consigue poco. En definitiva, Japan Sinks se refleja en su propia historia: Escasos momentos de esperanza dentro de un permanente caos narrativo.

Quiero sobrevivir
-Ayumu Muto




Tal vez te interesen estas entradas

5 comentarios

  1. Hey! Gracias por tomarte el tiempo de leer esto! Recuerda que esta es nuestra opinión (y por tanto es totalmente subjetiva) Ahora, nos gustaría que comentarás que te ha parecido a ti la serie! ¿Crees que es el mejor trabajo de Masaaki Yuasa?¿Te han dado ganas de verla?

    ResponderBorrar
  2. La vi y me gustó :D le doy el mismo puntaje
    también creo que le faltó el lado humano cada vez que perdían a un amigo/familiar

    ResponderBorrar
  3. Hola Eva, Tal como dices, creo que se queda corta en la reacción de los personajes y si a eso le sumamos las cosas cuasi imposibles que luego salen... En fin, como entretenimiento es buena y siendo una obra de Yuasa pues había que esperar algún fallo de guion. Saludos y gracias por leer!

    ResponderBorrar
  4. No podria estar mas de acuerdo con tu crítica final. El primer capitulo me parecio interesante y que prometia bastante para el futuro de la serie, pero en mi caso, debo de admitir que fue una decepcion. Tampoco es que esperara mucho de la serie pero con cada nuevo capitulo ese sentimiento era cada vez mayor. Pese a ello debo de reconocer que la serie cumple con el cometido de entretener, pagando con ello el precio del sentido narativo. Y es que cpn cada capitulo el nivel de ridiculez y sin sentido crece exponencialmente. Es como si el director solo pretendiera sorprender y mantenerte con la duda de ¿Qué sera la proxima locura que se le va a ocurrir?
    A esto hay que añadir un desarrollo casi nulo de personajes y bueno... Que mas añadir.
    Tan solo rescataria realmente la animacion, aunque resulte algo extraña si no se esta acostumbrado a ese estilo de dibujo.
    Me despido felicitandote por tu blog, gracias por tus reseñas que me permiten conocer nuevos animes interesantes. Animo y saludos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola,
      Sí, concuerdo en el caos narrativo que mencionas. Y sí, creo que Yuasa apuesta por mucho y logra poco, sinsentido tras sinsentido para al final perder lo más humano y coherente de la serie. El final, tal cual dices, se pierde porque busca tirar "felicidad" para todos y eso como que saca de balance pero en fin... es Yuasa y esta fue una obra pensada para sacar en pleno Coronavirus así que algo de "positivo" y esperanzador en el mensaje tenía que tener.

      En todo caso, gracias por pasarte a leer y por tu comentario. Espero que las futuras reseñas te sigan gustando tanto como esta!!!
      Saludos Chrisis :)

      Borrar