Translate!!

HORIMIYA | Reseña

2

Hori-san es la chica perfecta: sociable, estudiosa, tranquila... Miyamura-kun es un tipo bastante raro, con su mirada siempre fija en su pupitre. Pero sabes, Hori-san también puede ser alguien bastante enojona, que prefiere unos cómodos pants antes que vestir a la moda, y del mismo modo puede que Miyamura-kun sea más divertido y relajado de lo que se ve a simple vista. Y ambos lados, el bueno y el malo, son lo que más les gusta a uno del otro... Son lo que los hace cómplices en... Horimiya.

Horimiya

|CloverWorks|Invierno 2021|
|13 Episodios|TV|
|Drama, Comedia, Romance, Slice of Life|




En la superficie, la idea de que Kyouko Hori e Izumi Miyamura se llevaran bien sería lo último en la mente de las personas. Hori tiene una combinación perfecta de belleza e inteligencia, mientras que Miyamura parece manso y distante con sus compañeros de clase. Sin embargo, un encuentro fatídico entre los dos deja al descubierto su yo oculto. A pesar de que es popular en la escuela, Hori tiene poco tiempo para socializar con sus amigos debido a las tareas del hogar. Por otro lado, Miyamura vive bajo las narices de sus compañeros, su cuerpo tiene tatuajes y piercings secretos que lo hacen parecer un delincuente amable.  Cuando ambos emergen de sus caparazones, comparten un lado de sí mismos escondido del mundo exterior...

Horimiya es una producción del estudio CloverWorks estrenada durante esta temporada de Invierno 2021. La serie consta de 13 episodios que adaptan el trabajo original de HERO, la cual comenzó como una web-story, con una OVA incluida que se titula Hori-san to Miyamura-kun, siendo que unos años después el autor, junto a Daisuke Hagiwara re editarían dicha historia bajo el nombre actual de Horimiya. Dentro del staff de la serie podemos encontrar nombres como Masashi Ishihama (Shinsekai Yori) al frente de la dirección, Chiaki Nagai (Grand Blue Fantasy) firmando el guion adaptado, Hisayo Usui (Occultic; Nine, Fate Grand Order Babylonia) en la dirección de arte y Jin Aketagawa (Anohana, Bloom into You) como director de sonido por mencionar a los principales.


La historia nos presenta a Hori-san y a Miyamura-kun, 2 estudiantes y compañeros de clase que son prácticamente polos opuestos pues mientras Hori es una chica dulce, amable, estudiosa y rodeada de amistades, Miyamura es alguien retraído, sin amistad con nadie y que siempre está metido en algún libro con sus enormes gafas. Es así como tras cierto incidente con el hermanito de la chica, ambos terminan descubriendo una verdad oculta: Hori-san en realidad pasa su tiempo libre ayudando en las tareas domésticas, prefiriendo ir de compras y cuidar a su hermanito Sota que salir con sus amigas. Y la sorpresa no termina ahí pues Miyamura es aún más diferente a lo que se creía, teniendo piercings y tatuajes por doquier con lo cual esa imagen aburrida y cuadrada que mantiene en clase es inexistente fuera de ella. Y es así que, una vez descubierto el lado secreto de cada uno, ambos comenzarán a pasar tiempo juntos, conociéndose poco a poco y llevando su buena relación a la escuela, donde no solo ellos sino también sus amigos tendrán sus propios complejos y temores...

Un romance poco "idílico"...

Y con dicha sinopsis poca duda podría caber sobre la amistad y posterior romance de nuestra pareja protagónica ¿No? Pues sí, ciertamente así es como se irá desarrollando la trama, teniendo como uno de los ejes (el más obvio y atrapante) la relación entre Hori y Miyamura. Pero, pero, si en algo se destaca Horimiya es precisamente en este aspecto, creando una relación que se apoya en los pequeños detalles y momentos que comparten ambos personajes y usándolos como camino para la relación posterior. Es por ello por lo que llamaba a Horimiya como un amor poco idílico, porque se aleja de las relaciones "ideales" a las cuales nos acostumbra la industria, con protagonistas que se odian y que por un momento determinado cambian completamente y se aman con locura pero no llegan a estar juntos sino hasta el final de los tiempos...



No, Horimiya no hace nada de esto y en su lugar despoja a sus personajes de cualquier perfección o momento soñado y los llena de imperfecciones, de miedos y de pequeñas vergüenzas que son precisamente lo que cautivan a uno y a otro, siendo que Hori quiere a Miyamura por lo que verdaderamente es y Miyamura la quiere a ella por la forma real en la que se comporta en su día a día. Y esto no hace soso su amor, al contrario, lo llena de naturalidad y unos matices mucho más creíbles y humanos, con declaraciones directas y que dan poco espacio a los triángulos amorosos y otros tantos clichés y baches románticos, logrando un desarrollo más ágil, directo y que hace que el espectador pueda identificarse con cada broma, jugueteo y momento intimo entre ellos, con una evolución que tiene sus momentos y lugares y que se sustenta en la aceptación de los sentimientos de cada una de las partes, siendo un claro ejemplo de que amas a alguien cuando aceptas no solo sus virtudes sino también sus defectos...

Los traumas de la juventud

Pero Horimiya no solo se limita a una bonita historia de amor y es mucho más profundo en su eje secundario: Los complejos humanos. Porque la serie toca temas como el bullying, el autoaislamiento social o la vergüenza típica de la adolescencia y la joven adultez, extendiéndola no solo a sus protagonistas sino también al resto del elenco. Y es así que mientras Miyamura es aquel con un pasado más tortuoso y que refleja el papel del entorno en el nivel de seguridad que adquirimos (muchas veces afectado por el abuso escolar) Hori también muestra sus complejos propios, como el no querer ser vista por sus compañeros en su "lado doméstico" o Yuki siendo alguien que esconde sus verdaderos deseos con tal de encajar en el entorno; y la lista sigue y sigue, con la inseguridad de Tohru al sentir celos de Miyamura o el cómo Sakura se auto demerita al compararse con Remi... Todos y cada uno individuos con temores y dudas propias del humano, presentes sobre todo en esta etapa de la vida e impulsadas por el papel del entorno al crear nuestra propia individualidad e identificar (y defender) nuestro lugar dentro de los grupos sociales. Horimiya toca esto y aunque no lo hace dando un punto contundente más allá de la idea de siempre contar con alguien y salir adelante uno mismo, sí que logra poner en la mesa los elementos necesarios para observar la verdadera (y a veces incomoda) relevancia de dichos "pequeños problemas"…


HORIMIYA | Reseña

Pero Horimiya no es ni mucho menos una serie perfecta y ciertamente pierde mucho de su potencia respecto al manga debido a su ritmo. Y es que la serie ha sido como un tren bala a toda velocidad, que mantiene los momentos importantes pero al mismo tiempo corta otros que servían como puente y base a los otros. Porque pese a ser distinta de muchas otras adaptaciones gracias a la mencionada naturalidad, la relación de Hori y Miyamura pasa de basarse en pequeños detalles y momentos, a ser una historia más directa y apresurada. No es algo que arruine el visionado y honestamente no creo que moleste si no has leído el material original, aunque si lo has hecho ciertamente te quedas con ganas de un poco más de lentitud...

Sin embargo, si la narrativa de la serie convence y atrapa es en gran parte gracias a la estética de esta, comenzando con un diseño de personajes cortesía de Haruko Iizuka quien nos presenta un trazo fino y estilizado, con facciones poco toscas y bien definidas que impulsan la dulzura y el lado amable de cada personaje pero sin caer en lo empalagoso del moe (que también hay un poco) haciendo que cada mueca y mirada reflejen el sentimiento de la escena en cuestión. Hay algunos clichés claro (como el color de cabello de cada personaje) pero no eclipsan el buen detalle y empeño en dotar de rasgos propios a cada uno, empezando en el vestuario y terminando con un gran trabajo de voces. Y los escenarios no se quedan atrás, siendo fondos de gran detalle en tomas abiertas (aunque más genéricos en lugares cerrados) que juegan con las luces y sombras además de apoyarse en su mayormente colorida paleta, usando esta como recurso para reflejar el estado de ánimo de cada personaje durante las escenas cumbre o las conversaciones entre Hori y Miyamura. Se nota también el avance que ha tenido CloverWorks en la diversificación de sus técnicas y el manejo de elementos reales (aunque no al nivel de Wonder Egg Priority) logrando unas secuencias de apertura y cierre bastante potentes y únicas, a lo stop motion en la segunda.

HORIMIYA | Reseña

En lo que respecta al apartado sonoro, la serie cuenta con la música cortesía de Masaru Yokoyama, siendo en su mayoría piezas instrumentales llenas de cuerdas y de un corte intimista, alegre pero que no precisa de grandes tonos para dar el impacto y soporte necesario a cada secuencia, dejando que la animación tome el papel primordial. Y las piezas principales no es que cambien mucho la tesitura, teniendo el OP "Iro Kousui" interpretado por Yoh Kamiyama y el cual es un tema algo melancólico, con una letra potente y llena de intención y del mensaje propio de la serie; el ED por otro lado es "Yakusoku" del grupo Friends, el cual tiene un corte más lento, con ritmo suave pero igual de cargado en la emoción y que remata con un genial visual animado...




Horimiya es todo menos un romance al uso, al menos dentro de la industria. Es una historia que se va contando de a poco, que tiene en sus personajes una gran representación de la dualidad y el crecimiento humano, de los temores y alegrías de la juventud... Con una narrativa que apuesta por la interacción más humana, un elenco en el que todos son importantes y tienen sus propias historias, una animación bien estilizada y una banda sonora que acompaña y refleja, Horimiya es más que un romance adolescente, es un ágil ensayo de lo que es crecer con los complejos e inseguridades propias del ser humano que, sin embargo, queda corta respecto a su versión a blanco y negro; es la historia de Hori-san y de Miyamura-kun...










Tal vez te interesen estas entradas

2 comentarios

  1. Excelente anime y excelente reseña!(✿☉。☉)

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Gracias por leer! No se si es una excelente serie pero que bueno que te haya gustado!

      Borrar