Translate!!

MAOUJOU DE OYASUMI | Reseña

0

Hace mucho tiempo, el rey demonio secuestro a la dulce princesa Syalis y ahora la tiene cautiva en su lúgubre castillo, donde pasa sus días atormentada, ideando planes para salir de su celda, y entonces librarse de los guardias y así robar cosas mágicas para dormir y.... mejor me calmo. Y tú, quien está leyendo esto: Sshhh... No hagamos mucho ruido porque nuestra "pacifica" princesa está durmiendo en... Maoujou de Oyasumi

Maoujou de Oyasumi 


|Doga Kobo|Otoño 2020| 
|12 Episodios|TV| 
|Comedia, Fantasía|





La princesa Syalis está tratando de dormir bien por la noche. Y es que no logra atrapar algunas Zzzz desde hace mucho tiempo y eso la pone de mal humor. Por eso, cuando el malvado rey demonio la toma prisionera, nuestra pobre princesa no tendrá más remedio que reunir valor, elaborar planes de escape y... Dormir, dormir y dormir. Porque ahora es "prisionera" y en el castillo demoniaco no habrá más que vivir muchas aventuras para poder conseguir el mejor descanso... -Adaptado de Ramen Para Dos 


Maoujou de Oyasumi, también llamada Sleepy Princess in the Demon Castle es una de las más recientes producciones del conocido estudio Doga Kobo; estrenada en la temporada Otoño 2020, esta serie adapta la obra original del mismo nombre autoría de Kagiji Kumanomata contando con 12 episodios en total. Dentro de su equipo a cargo, destacan nombres como Mitsue Yamazaki (Gekkan Shōjo Nozaki-kun) al frente de la dirección, Yoshiko Yakamura (Junjo Romantica, Major) quien firma el guion, Chieko Nakamura (Tada Never Falls in Love, Mawaru Penguindrum) en la dirección de arte y Kei Ishiguro (New Game!, Plastic Memories) en el diseño de color, entre muchos otros. 

Maoujou de Oyasumi es una comedia bastante ligera que nos sitúa en un bello reino donde todos viven felices y adoran a sus gobernantes, especialmente a la dulce princesa Syalis. O al menos hasta el fatídico día en que el malvado rey demonio aparece en el reino y toma a la princesa como rehén ante la mirada atónita de todos; y así, de un momento a otro, el feliz reino ha perdido a su princesa, la cual según ellos, debe estar sufriendo terriblemente como prisionera en el temible castillo demoniaco.... Nada más lejos de la realidad, porque mientras el héroe del reino busca atravesar y superar pruebas imposibles rumbo a dicho castillo, la princesa Syalis no ha especulado y ni presta ni perezosa, se ha ido a... Dormir. 


Prisionera Dormilona (alías la princesa de ojos saltones)  

Es así pues, que la serie nos irá mostrando su concepto principal: La princesa Syalis está en el castillo demoniaco como "rehén" pero contrario a lo esperado, ella lo toma como unas vacaciones y se pasea como en el jardín de su casa buscando aquí y allá nuevos métodos, cosas, accesorios e incluso partes de fantasmas (sí, desmembramiento mis niños...) que la ayuden a conciliar mejor el sueño. Y pese a que la serie lanza alguno que otro mensaje sobre el no juzgar a alguien por su apariencia, el verdadero eje de Maoujou es simple y sencillamente la comedia; y no es una tan elaborada o paródica como Konosuba, al contrario, a decir verdad es hasta repetitiva. Entonces (y llega el momento de preguntar) ¿Por qué es que Maoujou resulta tan graciosa? 

Pues porque sus personajes son tremendamente divertidos a través de su lengua corporal (más que del dialogo) y a cada minuto veremos caras de miedo, osos diabólicos a merced de un cepillo, sabanas a punto de morir y sobre todo, unos enormes ojos saltones, nada más y nada menos que de la "dulce princesa" a punto de atacar a alguien o de robar, torturar y/o idear algún plan macabro. Porque sí, aquí la buena es la mala y los malos son las victimas... 


Lamentablemente y como ya dije, esta es una comedia bastante pura y sin mayores pretensiones por lo que si eres alguien poco afecto al humor simplista o que busca algo más profundo o acido, esta serie no es para ti, porque al final lo único que lograrás es aburrirte terriblemente. De igual manera si buscas chiste tras chiste o una gran variedad de planteamientos, Maoujou tampoco funcionara pues como ya dije, puede ser algo repetitiva. 

Afortunadamente, Maoujou de Oyasumi destaca en su trabajo técnico. Y no porque maneje una gran calidad o porque sea la nueva Violet Evergarden. En realidad es gracias a que sabe muy bien como explotar la comicidad de sus personajes, poniendo detalle a esos gestos y expresiones que resultan claves al impulsar la comedia. Ejemplo claro son las caras y las risas "malévolas" de Syalis. Cortesía de Ai Kikuchi, también los personajes secundarios logran una identidad propia gracias a la variedad de monstruos presentada y sobre todo a sus expresiones de terror ante las locuras de Syalis. Otros como los ositos demonio o la inocente de Harpy nos ganan con su ternura y otros pocos (los menos) como el rey demonio sí que resultan bastante genéricos. En cuanto a los escenarios, manejan una paleta bastante colorida que, pese a no destacar sí logran dar ese aire de "patio de juego" al castillo demoniaco, alejándose totalmente de la maldad que se supondría tener. 


El aspecto sonoro es otro que funciona muy bien dentro de la serie. Basándose en sonidos de ambiente y cuya función es básicamente presentar cada "misión" de la princesa y felicitarla o no cuando la completa, este punto logra su cometido y nos hace reír por el estilo de juego que provocan las piezas instrumentales. Además, sus piezas vocales son gratas sorpresas gracias tanto a su composición, como a sus respectivas visuales; el primero es el tema de apertura "Kaimin! Anmin! Syalist Seikatsu" a cargo de Inori Minase y que resulta un gran ejemplo de cómo introducirnos a una serie gracias a su pegajoso ritmo y su divertida transición. El segundo es el ED "Gimmme!" de ORESAMA el cual resulta igual de divertido que la propia serie y nos deja con ganas de más risas. No son los mejores temas pero sin duda son bastante acordes a lo visto en pantalla. 



La comedia es un género difícil y eso es bien sabido por todos. Sin embargo, Maoujou de Oyasumi hace a un lado complicación alguna y resulta en una serie simple pero que entrega risas por doquier gracias a su graciosa protagonista. Tomando como base una idea bastante típica y torciéndola hasta quitarle toda sustancia y maldad, una animación efectiva y un aspecto sonoro bastante potente, la princesa durmiente cautiva y atrapa con esos tremendos ojos saltones y nos manda a todos a dormir… Zzzzz 









Tal vez te interesen estas entradas

No hay comentarios