USAGI DROP | Reseña - 13 Fotogramas

0

USAGI DROP | Reseña - 13 Fotogramas

Dentro del mundo del anime, suelen acaparar la atención aquellas historias que rebosan de grandes animaciones, de personajes llenos de atractivo visual, o de episodios repletos de clichés que ya están más que quemados. Y por favor, no me malentiendan, este tipo de historias también me gustan (sería hipócrita si escribiese lo contrario) pero al mismo tiempo se que la mayoría de estas historias tienen tan poca calidad narrativa como yo capacidad para reseñar (la verdad sea dicha). Afortunadamente, también existen series que sí entregan propuestas de calidad quizá no tan espectaculares, quizá no tan publicitadas, pero sin lugar a dudas que merecen totalmente la pena por el mensaje que nos entregan.
Y si dicho mensaje es tan cierto como (a veces) olvidado, entonces puede que debamos ver la serie más temprano que tarde. Este es el caso de la obra a la cual dedico esta entrada, una serie sencilla, discreta pero llena de cariño y con una entrañable historia familiar, me refiero al encantador josei... Usagi Drop.

Usagi Drop

|Production I.G.|2011|
|11 Episodios|TV|
|Slice of Life, Josei|

Cuando Daikichi, un hombre de 30 años, vuelve a casa por el funeral de su abuelo, conoce a Rin, una pequeña de 6 años y quien resulta ser la hija ilegítima de su abuelo. Debido a esto, la niña es una vergüenza para todos los familiares y nadie quiere hacerse cargo de ella. Daikichi, molesto por la actitud de sus familiares, decide quedarse a cargo de Rin, a pesar de ser soltero y no tener experiencia con los niños. Es así que, mientras Rin se convierte en parte de su vida, Daikichi descubre lo duro que es criar a un niño él solo.


USAGI DROP | Reseña - 13 Fotogramas

Esta es una producción del estudio Production I.G. (Psycho Pass) emitida en el año 2011 y basada en el manga homónimo de la autora Yumi Unita. Tristemente, su obra original se tornó en algo completamente distinto a la adaptación de anime, concluyendo de una forma que puede dejar sorprendido (y quizá disgustado) a más de uno. Afortunadamente el anime (que adapta la 1er mitad del manga) sí es una obra redonda gracias a un staff compuesto por Kanta Kamei (Ore no Kanojo to Osananajimi ga Shuraba Sugiru, Dimension W) como director, Kazuhiro Wakabayashi (Mob Psycho 100, Barakamon) a cargo del sonido y Miho Tanaka (Robotics;Notes, Batman: Gotham Knight) en el diseño de color por destacar algunos.

USAGI DROP | Reseña - 13 Fotogramas

La serie nos sitúa tras los pasos de Daikichi, un adulto de 30 años que a esta altura de su vida vive solo y sin aparentes planes para casarse o formar una familia; el debe acudir al funeral de su abuelo recién fallecido y una vez ahí, se encuentra con una pequeña de 6 años que mira melancólicamente hacia el jardín lleno de flores "campanillas", tras este curioso encuentro Daikichi se reúne con su madre quien le explica la situación: la pequeña, de nombre Rin, es la hija ilegitima de su abuelo y ahora nadie en la familia quiere tomar responsabilidad por su cuidado. Es así que tras muchos reclamos y excusas por parte de su familia, Daikichi decide tomar a Rin bajo su cuidado, con lo que la pequeña comienza a vivir con el y esta pequeña recién familia inicia sus andaduras.
Sin embargo, Daikichi es todo menos experto en cuidar niños así que, pese a su disposición y la buena química que se genera entre el y la pequeña, los primeros pasos son bastante complicados. Afortunadamente, las cosas comenzarán a tomar su sitio y a lo largo de los 11 episodios de duración ( que saben a poco) iremos viendo como es que la dinámica de su hogar mejora y Daikichi se adapta cada vez mejor a su nuevo papel de cuidador a la par que Rin comienza a dejar sus temores atrás.


En cuanto a los personajes, el peso de la historia recae totalmente en Rin y Daikichi. La primera, es una niña muy madura para su corta edad, lo cual la lleva a tratar de ayudar y facilitarle las cosas a su nuevo tutor, al mismo tiempo en que mantiene la frescura y la ternura que cualquier pequeño tendría, esto hace que Rin se muestre sonriente la mayoría del tiempo, divirtiéndose pero también sufriendo de los miedos de la edad (o las vergüenzas, como en la escena del futon) lo cual dota al personaje de una inocencia que nos entrega los momentos más tiernos en la historia; sin embargo, los niños también pueden llegar a sufrir y en el caso de Rin, esto se acentúa debido a lo vivido antes de conocer a Daikichi así como a su mayor comprensión de las cosas y el abandono de su madre biológica, mostrando desconfianza y miedo a ser nuevamente abandonada.

Daikichi por otro lado, se muestra como un adulto responsable pero que esta lejos de poder manejar todo lo que implica cuidar a un pequeño, lo cual lo hace estar totalmente perdido al inicio, teniendo que ser orientado por Rin las primeras veces. Afortunadamente, esto irá cambiando conforme avanza la historia, volviéndose cada vez más consiente y aprendiendo todo aquello que necesita: desde que cosas comprar, lo relacionado a la escuela de Rin, como interactuar con otros padres o como actuar cuando Rin esta enferma. Es aquí donde se muestra el desarrollo de personajes, pues ambos cambian desde el día uno, uno aprendiendo a responsabilizarse(y lo que ello conlleva) y la otra a soltar sus temores y a tener alguien en quien confiar.


USAGI DROP | Reseña - 13 Fotogramas

Familia por convicción, no por obligación

Y es que es precisamente el tema de la paternidad (y en general de cuidar a un niño) el que llena la pantalla y se nos muestra de una manera sencilla, pero llena de significado, mostrándonos mediante situaciones tanto tiernas como también aveces muy divertidas, que el ser padre o madre no solo es mantener al pequeño o llevarlo a la escuela o incluso cuidarlo cuando esta enfermo, no. El cuidar a un pequeño también significa sacrificarse a si mismo para poder cubrir sus necesidades, es por eso que Daikichi tienen que modificar su empleo, tiene que aprender a ser enfermero y tiene que aprender a interactuar con otros padres y todo con el único propósito de lograr la felicidad de Rin. Y viceversa, porque ella también debe de adaptarse a una nueva rutina, a que aun con todo el esfuerzo de Daikichi, hay veces en que tendrá que esperar o hacer ella misma las cosas y la forma en como lo acepta es digna de mención. En definitiva ambos ponen de su parte desde un inicio y eso ayuda al desarrollo de la serie.

Sí, se que lo anterior es obvio y que puede sonar hasta a cliché, pero en la realidad verdaderamente es difícil de hacer, y más aun si no se tiene una responsabilidad directa desde el comienzo (como dicen: es más fácil decirlo que hacerlo) Y es aquí donde Usagi Drop brilla; porque la relación de ambos se basa en la confianza y en la convicción de que uno es más feliz con el otro en su vida, por que tanto Daikichi como poco a poco también Rin, saben que al final solo se tienen el uno al otro (aún con la familia); incluso Rin lo dice al explicar el porque no quiere y no necesita el apellido de Daikichi, para ella le basta y sobra con tenerlo en su vida. 



Esto ademas, se ve rodeado de otras interesantes cuestiones indirectas, pues a partir de su relación "tutor- protegida" veremos como se tratan temas como la convivencia entre adultos, la búsqueda de aceptación social, la cual se observa cuando el resto de la familia rechaza cuidar a Rin, anteponiendo el "que dirán" al bienestar de la pequeña; incluso se toca un tema tan profundo como lo es la muerte, y no solo lo hace Rin, que es obviamente la más inocente respecto al tema, si no también el propio Daikichi, pues entiende que esto toma importancia cuando se tiene a alguien más dentro de nuestras vidas y ese alguien depende de nosotros. Muchos temas que pese a todo, Usagi Drop logra mostrarnos de una manera tan liviana y tierna, que en ningún momento se hace un visionado pesado.

Pero no todo es miel sobre hojuelas y Usagi drop es un josei con ritmo de slice of life bastante encantador sí, pero un josei a fin de cuentas, por lo que puede que no todo mundo sea atraído hacia la serie tanto por su ritmo pausado como por su temática más intimista a lo que estamos acostumbrados (pero que funciona muy bien, haciendo que ningún momento sea mejor que otro); sin embargo, aquellos que se atrevan y busquen una historia tranquila, madura y que entregue un mensaje dulce, Usagi Drop es una verdadera joya que disfrutarán en todos los aspectos.

USAGI DROP | Reseña - 13 Fotogramas

En cuanto a la animación, queda claro que Usagi Drop jamás estará en los tops de los fanáticos pues podría decirse que es algo poco común; sin embargo, parte del encanto de la obra radica precisamente en su sencilla animación, llena de trazos tenues y con una omnipresente paleta de colores pasteles en acuarela que refuerza ese toque inocente e infantil de la serie... casi como leer un libro infantil. El diseño de personajes también es una delicia, con protagonistas llenos de expresiones que reflejan muy bien las situaciones que están viviendo (las caras divertidas de Rin son adorables) al igual que los secundarios, los cuales tienen todos un estilo propio, principalmente Nitani. Los escenarios también cumplen, centrándonos sobre todo en 3: la casa de los padres de Daikichi donde comienza la historia, la escuela de Rin que es donde se llevan varias escenas futuras y sobre todo, la casa de la pequeña familia, pues en esta donde se logra dar la sensación de calidez y seguridad que la serie busca transmitir.

USAGI DROP | Reseña - 13 Fotogramas

En el aspecto sonoro, Usagi Drop no destaca en demasía pero sí que mantiene un nivel constante, con un OST lleno de canciones que suenan suavemente y que ayudan a crear esa sensación agradable al ver la serie, su OP es “Sweet Drops” de Puffy AmiYumi y su ED “High High High” de Kasarinchu.



La industria del anime puede llegar a ser un espacio lleno de contenido por demás crudo, transgresor o simplemente.. vació; que nos llena la vista pero que pocas veces, nos llena también el corazón. Y con Usagi Drop experimente un poco de esto ultimo, gocé de una historia simple que trata sobre una pequeña familia, que cuenta con aspectos visuales y sonoros simples y alejados de las grandes experiencias audiovisuales de hoy en día... Y sin embargo, fui feliz.

Usagi Drop no necesito nada más que 11 episodios para transmitir toda la ternura y amor que tienen sus personajes, haciendo que momento a momento, me sintiera alegre, preocupado o riera por todo lo que vivan Daikichi y Rin... para todos aquellos que quieran alegrar su corazón y sentirse felices por un rato, Usagi Drop es una pequeña y discreta historia perfecta para ustedes, cuyo mensaje se quedará por mucho tiempo después del termino de la serie, tanto si son padres como si no.

Apuesto a que aun seguiré poniéndome nervioso y tratando las cosas de una manera exagerada,
 supongo se sera de la misma manera con los demás, aun así, 
parece que esa sonrisa sera mi felicidad de ahora en adelante, 
y supongo que no habrá nada malo en ello.
-Daikichi Kawachi


Tal vez te interesen estas entradas

No hay comentarios

Suscribete

No te pierdas nunca el nuevo contenido del blog. Agrega un correo y nosotros hacemos el resto.