Translate!!

SHIGATSU WA KIMI NO USO | Reseña

2


Un suave piano resuena en el lugar... Sentado frente a él está un chico con ojos cerrados, concentrándose en no fallar la nota siguiente, en sentir la melodía y, tal como lo hizo en el pasado con su madre, ahora Kousei toca sobre todo para hacerle llegar la melodía a ella, a Kaori, la chica que le mintió para cambiar su vida en… Shigatsu wa Kimi no Uso.

Shigatsu wa Kimi no Uso

|A-1 Pictures|2014|
|22 Episodios|TV|
|Comedia, Psicologico, Drama, Romance, Musical|




Arima Kousei no solo es un pequeño de 11 años, también es un virtuoso del piano entrenado bajo la estricta atención de su madre, coleccionando victoria tras victoria. Lamentablemente para él, todo cambia cuando su madre muere tras una larga enfermedad, lo cual provoca que Kousei pierda por completo la habilidad de tocar, quedando vacío y sin objetivos. Pasados los años, Kousei conocerá a Kaori, una violinista cuya manera de entender e interpretar la música es totalmente opuesta a la suya. Y es así como de a poco, la explosiva personalidad de Kaori cambiará por completo los cimientos de Kousei, dándole un nuevo significado a su vida...

Shigatsu wa Kimi no Uso, mejor conocida como Your Lie in April, es una producción del estudio A-1 Pictures la cual fue estrenada en 2014. La serie cuenta con 22 episodios y 1 OVA especial que adaptan la obra homónima de Naoshi Arakawa. Dentro de su staff podemos encontrar a Kyouhei Ishiguro (Occultic; Nine) al frente de la dirección, Takao Yoshioka (Horimiya, Watamote) en el guion adaptado, Hisayo Usui (Angel Beats!, Another) al frente de la dirección de arte y Jin Aketagawa (Anohana, Bloom into You) haciendo lo propio en la parte sonora solo por mencionar a los principales elementos.


La historia de Shigatsu nos pone tras los pasos de Arima Kousei, un joven estudiante con un magnifico talento para el piano y que sin embargo, no es capaz de escuchar nota alguna desde la muerte de su madre (y entrenadora) años atrás. Y peor aún por que tras dicho suceso Kousei no solo perdió su capacidad sino también su motivación, quedando solo y atrapado en una vida sin color y totalmente monótona de la cual no pueden ayudarlo a salir sus amigos Tsubaki y Watari... Pero todo cambiará cuando nuestro protagonista conozca a Kaori Miyazono, una violinista que resulta todo lo opuesto a Kousei: alegre, positiva y sobre todo apasionada de la música. Y es justo ella, la que se encargará de sacar a Kousei de su letargo llamado vida, de forzarlo a volver a la música y, a través de muchos momentos, algunos alegres y otros tristes, ayudarlo a ver de nuevo el color de la vida...

A ritmo de Chopin, de Mozart y de la vida

Y es así como a través de la serie iremos viendo la convivencia entre ambos músicos, el cómo es que Kousei va desenvolviéndose poco a poco pero sin lograr soltar del todo los traumas de su pasado y la pérdida de su madre, 2 puntos que van intrínsecamente ligados y que muestran las luces y sombras de su vida. Y esto se ira mostrando a la par de su vuelta al piano, siendo que la serie usa las presentaciones como puntos clave para los cambios internos no solo de ambos protagonistas, sino también de secundarios como Emi y Takeshi, los 2 rivales y a la vez amigos de Kousei. Lo anterior eso sí, no solo se muestra a nivel narrativo y es en dichas presentaciones donde realmente brilla el valor de esta adaptación, al darle sonido a aquello que vemos en pantalla. Y siendo así, la selección de piezas toma peso y se agradece el colocar piezas como Spring's Melody, o Rondo Capriccioso, pues permiten reflejar las emociones de cada personaje.


La mentira más hermosa...

Sin embargo, Shigatsu wa Kimi no Uso también se sostiene a nivel narrativo gracias a la relación que se construye entre sus 2 protagonistas, siendo que pese a ser contrapuntos uno del otro, tienen en común la música. Y este desarrollo se ve potenciado por una simple pero muy efectiva idea: La mentira de Kaori. Y es que pese a ser un recurso simple y que el afecto entre ambos es bastante palpable durante la serie, también permite mantenernos lejos de situaciones románticas melosas o de un apoyo basado en el "amor de uno por el otro", teniendo en cambio una relación de afecto, de compañerismo y de silencioso entendimiento que se transmite a través de sus presentaciones. Y nuevamente, esto aleja a la serie de algo vacío y lo presenta como la pasión que comparten 2 personas por la música. Esto cambiará claro en los momentos finales pero el desarrollo previo tendrá suficiente peso como para potenciar el arrollador final sin que se caiga en lo cliché... Tal como dice el dicho, no todas las historias pueden tener un final feliz, pero no por ello dejan de ser significativas, de marcar nuestras vidas. 


Pero no todo es color de rosa y Shigatsu puede llegar a pecar (no mucho realmente) en el desarrollo de sus personajes, a veces apresurando o desapareciendo a alguno conforme avanza la serie. Esto no arruina el visionado ni mucho menos el impacto emocional de la historia (personalmente me encanta esta serie) pero sí que puede dar leña para aquellos que no gusten de la misma. También es cierto que puede llegar a abusar de los picos dramáticos en pos del sentimentalismo pero nuevamente, a quien le guste ese tipo de momentos estará más que complacido con la obra.

Pasando al trabajo técnico, Shigatsu destaca gracias al trabajo de Yukiki Aikei quien nos regala diseños bastante apegados al trabajo original, respetando el estilo y rasgos de cada personaje pero añadiendo toques específicos a los rostros y potenciando la fluidez de movimientos representados en el manga. Y esto toma vital importancia si pensamos que Shigatsu es una historia de músicos, con lo cual las secuencias donde tocan son bastante usuales y en todas ellas se mantiene el nivel y se hace una buena sincronía entre el movimiento y la música. Pero esto no es todo y aunque no siempre presente, la brillante paleta de colores es el complemento perfecto para el trabajo de escenarios, teniendo lugares como el parque, la escuela, el auditorio o el hospital, todos con un buen trabajo de luces y sombras y con el nivel de detalle suficiente para entrar en la atmosfera de la serie.



Sin embargo, lo mejor viene obviamente al hablar del aspecto sonoro, cortesía de Masaru Yokoyama. Y es que Shigatsu no solo maneja temas específicos de la serie, sino que presenta una muy buena selección de temas clásicos (la mayoría de Chopin y Debussy) resaltando "Ballade No. 1 in G minor, Op. 23", "Étude Op. 10 No. 4" y "Étude Op. 25 No. 11 (Winter Wind)" por parte de Chopin y el famoso "Clair de Lune"  interpretado por Debussy. Pero si no te gustan tanto las aperturas no hay problema pues también encontramos temas como "Rondo Capriccioso" de Saint Saens o la tierna "Twinkle, twinkle, little star" así que es muy probable que te identifiques con alguno de los muchos temas de la serie. Y es que además (y regresando a la animación) cada uno tiene el tiempo y momentos necesarios para brillar. Y pasando ya a las piezas principales, tenemos los OP "Hikaru Nara" de Goose House y "Nanairo Symphony" interpretado por Coala Mode, siendo la primera aquella famosa apertura con el piano Steinway y el gato negro al fondo. 2 piezas bastante rítmicas y con energía, que logran introducirnos bien a cada episodio pero sin sobrecargar de melancolía o tristeza. Los ED por otro lado son "Kirameki" interpretado por Wacci y "Orange" de 7!! y aun cuando prefiero el primero, reconozco que la viveza y ritmo del segundo son el mejor cierre para la historia. En fin que, pese a no ser (en su mayoría) piezas originales, la virtud de la serie radica en la buena selección que hizo...




Shigatsu wa Kimi no Uso es tantas cosas a la vez que me es difícil encasillarla en una sola: es una historia de amistad, de perdida, un relato bien planteado de lo que implica necesitar y apoyar a alguien y sobre todo, es una historia de amor, de amor por aquello que más nos apasiona en el mundo, de cómo es que sacrificamos en aras del éxito y de cómo esa misma pasión puede impulsarnos a la realización, a encontrar nuestro lugar y sobre todo a querer avanzar. Todo sustentado en una narrativa que se construye poco a poco a través de los fallos y los temores más que de las victorias, con unos personajes que no pecan de apresurarse o de fingir y con un bello y delicado trabajo técnico lleno de color; Shigatsu wa Kimi no Uso es un bello retrato de amor a la música... Una bella mentira de lo que es vivir al máximo...


Parte de mí hará eco en sus corazones para siempre...
-Kaori Miyazono











Tal vez te interesen estas entradas

2 comentarios

  1. Hola Jules!
    Yo vi un corto de un episodio X de este anime donde ambos protagonistas estaban tocando para un concurso parece y lo que vi me gustó mucho, creo que en ese momento me la apunte pero no la he visto, así que por si las moscas me la voy a apuntar porque estoy segura que me va a gustar :D

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hola!
      Si la ves ojala te guste, es bastante buena (con sus dosis de drama claro) :)
      Eso sí, ten preparados los pañuelos jajaja
      Gracias por pasarte a leer y muchos saludos S4kuya!

      Borrar