Translate!!

HATARAKU SAIBOU | Reseña

6
HATARAKU SAIBOU | Reseña

Los leucocitos, también llamados neutrófilos, son los encargados de combatir las bacterias que entran al cuerpo humano, los eritrocitos o glóbulos rojos por otro lado, se encargan de transportar nutrientes y oxígeno a través de la sangre y las plaquetas de cerrar las heridas mediante fragmentos citoplasmáticos... Y no, lo anterior no es un resumen de la clase de Biología, más bien, es lo que vemos en apenas 20 minutos de la serie a la que dedico esta entrada, la cual, además de escenas absurdas, sangre por doquier y mucha comedia, nos enseña cómo trabaja por dentro nuestro cuerpo y sus células en... Hataraku Saibou.

Hataraku Saibou


|David Production|2018| 
|13 Episodios|TV| 
|Comedia| 





El cuerpo humano contiene, aproximadamente, 60 millones de células. Glóbulos blancos y rojos, trombocitos, macrófagos, neuronas o linfocitos, entre otras muchas más, conviven y colaboran juntas sin descanso para resistir el ataque de gérmenes y virus. En esta historia, las células toman forma humana para contarnos las complicaciones de mantener el cuerpo humano... 


Hataraku Saibou, también llamado Cells at Work! en su versión occidental, es una producción del estudio David Production, famoso por la franquicia de Jojo's. La serie se estrenó en 2018, adaptando el manga homónimo de la autora Akane Shimizu y constando de 13 episodios y 1 OVA. Dentro del staff del anime podemos encontrar nombres como Kenichi Suzuki (Drifters, Fairy Gone) al frente de la dirección, acompañado además de Yūko Kakihara (Irozuku Sekai no Ashita kara) en la elaboración del guion adaptado, Takahiko Yoshida (NHK ni Yukoso!) en el diseño de personajes y Kenichirō Suehiro (Re:Zero, Golden Kamuy) como compositor de la música por mencionar a los principales. Todos ellos hacen maravillas y nos entregan una serie educativa que parece todo menos eso, haciendo algo más que memorable. 

Hataraku Saibou es una serie que en primer instancia nos traslada al interior de un cuerpo humano común y corriente; un lugar donde billones de células de todos los tipos (unas más raras que otras) trabajan a toda marcha las 24 horas de los 365 días de cada año de nuestras vida (Sorprendente!) y en el que, por tanto, pasan miles de cosas y se llevan a cabo varios procesos de manera simultánea todos los días y eso es lo que busca mostrarnos. 


Es así como la historia nos pone tras los pasos de la Eritrocito AE 8303 y del Leucocito U-1146 (o neutrófilo para sonar más estudiosos). La primera es un glóbulo rojo novata con una alta tendencia a perderse en los caminos del cuerpo humano, mientras que el segundo es un glóbulo blanco a cargo de la protección y combate contra las bacterias y virus que atacan el cuerpo. Y ellos 2 serán nuestros principales "guías" a lo largo de la serie, con el eritrocito perdiéndose constantemente, así como encontrándose con las bacterias y el leucocito salvándola en cada oportunidad... 

Glóbulos aquí, macrófagos por allá y oh... plaquetas kawaii 

Es así como el punto más atractivo de Hataraku Saibou son sus personajes. Tanto la torpe, pero positivo eritrocito como el aguerrido y confiable leucocito funcionan de maravilla como hilo conductor, contando incluso con algún flashback. Pero no son los únicos y poco tiempo pasa antes de que conozcamos a otros, como los rudos linfocitos T DC8+, los refinados macrófagos, las terriblemente tiernas plaquetas a cargo de la coagulación, las células de memoria o los linfocitos B que se dedican a generar anti cuerpos. Y no solo ellos, pues también hay seres "malignos" como los neumococos o las células cancerígenas quienes no dudarán en atacar el sistema antes de ser aniquiladas. 

Todos y cada uno de ellos nos presentan escenas de todo tipo: acción, sangre, aventura, mucha comedia e incluso un poco de romance, combinadas para cautivar no solo a los pequeños sino también a los grandes (incluso creo que estos se divierten más). 

HATARAKU SAIBOU | Reseña
HATARAKU SAIBOU | Reseña

Arigato Celula-sensei... 

Y si los diseños de personajes y las desventuradas aventuras del eritrocito nos han reír cual niños, he aquí que la mayor virtud de la serie es otra: Abordar un tema tan poco convencional como lo es la educación. Y más aún, hacerlo de una manera que, lejos de alejarnos del visionado, logra que queramos ver episodio tras episodio y seguir los momentos llenos de acción, las secuencias absurdas o las escenas de heroísmo, todo mientras tenemos un trasfondo repleto de teoría y datos sobre las células, bacterias y virus de una manera agradable gracias a la voz en off de la narradora. 
Además, la serie no se limita a transmitirnos información pues llega el momento en que nos planteamos si de verdad estamos cuidando bien nuestro cuerpo o, como vemos en pantalla, estamos causando un daño y sufrimiento a nuestras pobres células... 


Pese a todo, es aquí donde debo hacer hincapié en una cosa: Hataraku Saibou es un tipo de serie al que creo que o amas o la odias y esto debido a 2 razones; la primera es debido a su ritmo episódico ya que esto hace que capa episodio tenga la "tarea" de enganchar lo suficiente para querer ver el siguiente y esto se complica si eres alguien poco afecto a las clases. En segundo lugar, tenemos el hecho de que más allá de las risas y la presentación de distintos personajes, la narrativa de la serie es plana y esto puede hacer mella en aquellos que busquen algo más elaborado y profundo. Sin embargo, ya sea que pases por alto lo anterior o que simplemente busques algo diferente y que divierta un rato, entonces esta serie te sorprenderá para bien. 

Respecto a su trabajo técnico, la animación de la serie es uno de los puntos fuertes. Con un diseño de personajes cortesía de Takahiko Yoshida, Hataraku Saibou está repleta de diseños innovadores y bastante "chuscos" que logran representar cada uno de los tipos de células, bacterias y virus mostrados mediante antropomorfización, de una forma atrayente y que caza perfecto con la personalidad en cuestión. 

HATARAKU SAIBOU | Reseña - 13 Fotogramas

Tomando como base una paleta colorida y que no abusa de los claro oscuros, hay personajes resaltables como la Eritrocito y el Leucocito quienes muestran un montón de expresiones que generan risa, la primera por su torpeza y el segundo por su sadismo; las células cancerígenas y su potente diseño (cof cof... Tokyo Ghoul ¿dónde?) y teniendo lugar aparte, las tiernas plaquetas y sus mini banderitas. Los fondos también aciertan y nos presentan un cuerpo humano retratado de fábrica, lleno de rincones, pasadizos y muchos "departamentos" de trabajo distintos, cada uno en función de los órganos y/o sistemas del cuerpo. El detalle de los escenarios eso sí, a veces decae y revela un uso repetido de fondos, pero esto no afecta para nada al visionado. 

HATARAKU SAIBOU | Reseña - 13 Fotogramas

En cuanto a su aspecto sonoro, la serie no sobresale en ningún momento más allá de sus piezas principales. Cortesía de Kenichirō Suehiro (Fire Force), estamos ante diversas composiciones totalmente instrumentales y que en su mayoría tienen un ritmo alegre acorde al caos visual en que siempre está metida la eritrocito. Palmas sobre todo para el adorable "Platelets Theme" y sus tiernos protagonistas. Pero como ya dije, lo verdaderamente sobresaliente es el OP de la serie: la pegadiza "Mission! Ken・ Kou・Dai・Ichi" interpretada por los seiyuu principales, resultando en una alegre canción que atrapa al ritmo de su  “1 2 3 4. We are Cells At Work. 1 2 3 4. We are hataraku huu”. El ED por otro lado, es la canción "CheerS" del dúo ClariS, siendo un tema adecuado para concluir cada episodio de forma alegre y con una sonrisa en el rostro. 



Hataraku Saibou es una de esas series que, sin buscar ser más, logra hacernos pasar un rato más que agradable a través de sus episodios llenos de comedia y, curioso pero cierto, conocimiento, haciendo que aprender nunca haya sido más fácil divertido! Y es que, pese a su sencilla narrativa, la serie se mantiene gracias a las divertidas y absurdas secuencias y expresiones de sus personajes principales las cuales me han hecho reír como niño, así como con la ternura de otros secundarios (plaquetas = diabetes), haciendo que de verdad nos interesemos por cómo funcionan. Sin duda, Hataraku Saibou es una serie que hay que ver si lo que quieres es divertirte y quien sabe, quizá hasta tomarle por fin gusto a la Biología... 


Transportaré oxígeno hasta el final, ese es nuestro trabajo... 
- Eritrocito 3803 







Y a ti, ¿Qué te ha parecido esta divertida serie?
¿Estás viendo la nueva temporada?





Tal vez te interesen estas entradas

6 comentarios

  1. Plaquetas kawaii!!!
    Buena reseña me dieron ganas de darle una oportunidad y verlo

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Sí, las plaquetas son lo mejor de la serie. Ojalá la disfrutes como yo lo hice [aprovechando que ya esta su nueva temporada]

      Hasta la próxima :)

      Borrar
  2. Buenas tardes, yo le eché un vistazo hace tiempo pero por alguna razón la dejé de lado si bien tal vez le de otra oportunidad, sobre todo porque suele hablar muy bien de ella un conocido que es biólogo y dice que le fascina.

    Saludos

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. Hey! Ciertamente no es una serie que atrape a todo el mundo debido a su ritmo (divertido pero sí algo sin chiste a veces) Y sí, también he visto videos de profesionales recomendándola...

      Ojalá te guste cuando le des otra oportunidad, su continuación igual esta siendo emitida esta temporada.

      Saludos y gracias por leer y por pasarte por acá!

      Borrar
  3. Cuál es la perspectiva empresarial en la serie?

    ResponderBorrar
    Respuestas
    1. ??? Como anime, obvio vender mercancía de la misma. Como programa educativo (quizá) fomentar el gusto por el estudio de la bilogía. Y a nivel empresarial más especializado, (tal vez...) fomentar la venta de medicamentos mencionados en ella???

      Lo siento, de verdad no entendí tu pregunta :(

      Borrar